Creada por sysadmin el 11-10-2016

Equipo de Alta Tecnología en Genética Abre Nuevas Áreas de Investigación para la Región de Atacama

El primer Secuenciador Genético de la Región obtenido gracias a un proyecto FONDEQUIP

El primer secuenciador genético de la Región permitirá que investigadores de la Universidad de Atacama y de otras instituciones, desarrollen estudios sobre información genética animal y vegetal.
“La idea de contar con el primer secuenciador genético de la Región de Atacama nace con el objetivo de desarrollar investigaciones orientadas a resolver interrogantes en el área de la biología vegetal”, señala Roberto Contreras, Doctor en biología, ingeniero agrónomo e investigador del Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama, CRIDESAT, de la Universidad de Atacama.
“En la Región de Atacama existen muchos microrganismos y plantas que han logrado vivir en condiciones naturales hostiles, que son importantes de estudiar, como con suelo salino, alta radiación solar, temperaturas altas, gran oscilación térmica entre el día y la noche, y déficit hídrico. Descubrir el potencial de plantas nativas de Atacama y buscar soluciones productivas en genes de importancia para la tolerancia de estrés salino, hídrico y otros, característicos de zonas áridas, abre un campo de estudios interesante para ayudar al sector productivo regional y para la investigación científica en la Universidad”, indicó el Dr. Contreras.
En este contexto, la obtención de este equipo, a través del Fondo de Equipamiento Científico y Tecnológico, FONDEQUIP 2015, con aportes del Gobierno Regional de Atacama y de Conicyt, significa la apertura de nuevos estudios para la Universidad de Atacama, en la que participarán académicos e investigadores de distintas áreas de desarrollo, comenzando con el equipo del CRIDESAT, quienes recibieron la primera capacitación en el uso del equipamiento por parte de Arquimed, empresa líder en alta tecnología, representante deI llumina en Chile, compañía norteamericana especialista mundial en biotecnología y secuenciadores.
Secuenciación
La secuenciación genética, en palabras imples, es la lectura del ADN de cualquier organismo vivo. Todos los seres vivos contamos con una “escalera” con el núcleo de cada célula de nuestro cuerpo. Su lectura, desde el punto de vista investigativo, se enfoca en los cambios en algunos tramos de la escalera, variaciones que pueden reflejar, por ejemplo, fortalezas o enfermedades específicas de esa especie.
En el caso de una de las investigaciones que actualmente desarrolla el CRIDESAT, de la Universidad de Atacama, de ser utilizado le permitiría identificar las características genéticas de algunas variedades vegetales típicas de la Región, logrando resguardar el patrimonio genético de especies emblemáticas para Atacama tales como el Chañar o la Aceituna Sevillana. Pero además, el estudio genético en vegetales permite reconocer ciertas carteristas específicas de dichos recursos, en particular en aquellos de gran valor en la industria agrícola de Atacama, la que cuenta con especiales características tanto de suelo como de agua.
“En términos aplicados, se pueden seleccionar plantas que tengan cierta secuencia específica en su ADN y que sean más resistente a salinidad, a altas temperaturas o a la presencia de minerales en la zona, por nombra sólo algunas” señala Javier Tapia, biólogo y Doctor en genética molecular y microbiología, asistente técnico de Illuminay quien dictó una capacitación en el uso del secuenciador genético a los investigadores del CRIDESAT-UDA.
Estudios en la población
El estudio de la variabilidad genética de nuestros antepasados es un área de gran interés científico y potencial desarrollo de investigaciones. La Universidad de Atacama, a través del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales, dirigido por Marcela Urizar, Magíster en Antropología Forense y Bioarqueología, está comenzando a desarrollar importantes líneas de estudio en  esta área.
“Para el Instituto de Investigación en Ciencias Sociales el secuenciador es un aporte significativo puesto que nos va a permitir desarrollar investigación en materias que, hasta hace un tiempo, eran bastante complejas de estudiar porque, por ejemplo, se debían enviar muestras al extranjero, previa autorización del Consejo de Monumentos; por lo tanto, ahora será mucho menos complicado ese trámite”, señala la Directora Marcela Urizar.
“Es un plus porque nos permitirá aumentar el número de publicaciones científicas de alto impacto, con temáticas valoradas en revistas de alto nivel científico, como del estudio del ADN de sociedades antiguas. Con estos nuevos indicadores como ADN, isótopos estables, cuerpos momificados o los estudios concityScan, desarrollados para otros fines, son muy útiles en las investigaciones y nuevos conocimientos en bioarqueología”, explica Urízar.
La investigadora agrega que “contar con este equipo a su vez implica desafíos, pues tenemos que seguir trabajando para continuar incorporando equipamiento para investigar con los más altos estándares. Un ejemplo del impacto de estos estudios es precisamente la bioarqueología, ya que nos permite conocer más a la persona y su estilo de vida, podremos saber que tan homogénea genéticamente eran las poblaciones que vamos a someter a análisis, conocer por ejemplo el contacto que pudieron tener con otros grupos o poblaciones”, indica.
Investigación forense
La Dirección Regional del Servicio Médico Legal es una de las primeras instituciones externas a la Universidad de Atacama en comenzar a trabajar en posibles investigaciones que requieran el uso de este equipamiento. Es por ello que parte de sus profesionales participaron en la capacitación que Javier Tapia, experto en genética molecular y microbiología, de Arquimed, realizó en dependencias de la UDA.
Durante los días de capacitación, los profesionales de la Universidad y del SML recibieron los conocimientos teóricos en el uso del equipo, pero además realizaron la instalación y calibración del secuenciador, así como la realización de muestras, actividades prácticas que les permitirán realizar investigaciones utilizando el secuenciador genético.
Según explica Carlos Espinoza, encargado del laboratorio de la Dirección Regional del Servicio Médico Legal, “en el Servicio Médico Legal existen muchas líneas de investigación, por lo tanto, ahora debemos definir el uso que le vamos a dar a este equipo para poder, por ejemplo, detectar algunas patologías asociadas a algunas causas de muerte y así poder determinarlas desde su secuenciación. Y agrega que, “en el caso de existir alguna patología desconocida, actualmente el Servicio no cuenta con un sistema de este nivel tecnológico para detectarla, de allí la importancia de esta capacitación. Seríamos el primer Servicio en la zona norte del país con este conocimiento, aplicable ojalá en el corto o mediano plazo en el trabajo forense”, indicó el profesional.
Investigación y trasferencia tecnológica
“Uno de los desafíos de la Universidad de Atacama es ser una institución líder en el desarrollo científico del norte del país. Para eso, el Centro Regional de Investigación y Desarrollo Sustentable de Atacama, CRIDESAT, de la Universidad de Atacama, está trabajando en distintas líneas de investigación, con impacto tanto en aporte científico como en la población”, señala el director del CRIDESAT, Dr. Osvaldo Pavez Miqueles.
Para el Dr. Pavez, “la obtención y uso de estos equipos forma parte de una de las tantas variables en el largo y complejo trabajo científico de nuestra Universidad. Del mismo modo, la conformación de los equipos de trabajo es parte fundamental; es así como además de contar con investigadores y profesionales expertos en cada una de las áreas, el trabajo en regiones requiere un compromiso con las distintas problemáticas locales. Esa precisamente nuestra fortaleza, ya que nuestros investigadores trabajan en esa dirección”, explica el Director.
En este contexto, para el Dr. Osvaldo Pavez, “las línea de investigación, las publicaciones científicas y los proyectos adjudicados por la Universidad de Atacama, a través del CRIDESAT, apuntan a las ciencias básicas y aplicadas, y a la transferencia tecnológica tanto a profesionales de distintos servicios como a la comunidad, gracias al trabajo conjunto con instituciones de la Región y distintos investigadores de nuestra Casa de Estudios Superiores, una forma de trabajo instalada en el CRIDESAT que esperamos continúe entregando buenos resultados en beneficio de la comunidad”, concluye.
 
Por Alejandra Miranda Pérez